Cómo elegir las mandarinas y las naranjas en función de su piel

mar 5, 2020

A menudo te habrá pasado que, a la hora de comprar mandarinas o naranjas, te preguntas: ¿cómo sé yo cuál es la buena? ¿Será dulce? ¿Será amarga? ¿Saldrá mucho zumo o poco? En este artículo, te contaremos cómo puedes elegir las mandarinas y las naranjas en función de su piel. ¡Vamos allá!

 

Los trucos de la abuela

 La abuela tiene multitud de trucos para elegir las mejores mandarinas y naranjas. Bueno, en realidad, ¡las abuelas tienen trucos para todo! Seguro que nuestras abuelas nos aconsejarían sopesarlas y, tras comparar sus pesos, elegir las que más pesan. También nos recomendarían olerlas. Por último, seguro que nos sugerirían escoger las que tengan la piel más tersa y sin manchas.

Pero, ¿tienen las abuelas razón? ¿Son estos trucos fiables? Pues no podemos afirmar con certeza que lo sean o no, pero no está de más tenerlos en cuenta, ¿verdad?

 

¿Cómo podemos elegir las mandarinas y naranjas en función de su piel?

Empezaremos hablando de las mandarinas. Las mandarinas son una fruta que pelamos y comemos gajo a gajo. Por tanto, cuanto más gruesa es su piel, más sabrosa y buena será la mandarina. ¿Por qué? Pues porque una piel gruesa se considera que es más fácil de pelar. Sale con facilidad sin pegarse al gajo, y por eso se opina que es una mandarina de más calidad.

El caso de las naranjas es muy diferente. La naranja tanto la podemos comer entera como la podemos usar para hacer deliciosos y refrescantes zumos. Una piel gruesa significa que la fruta producirá menos cantidad de zumo. Por tanto, a la hora de escoger la mejor naranja, escogeremos siempre la que tenga la piel más fina. De esa manera, nos aseguramos obtener un zumo de calidad.

Beneficios de consumir mandarinas y naranjas

 Las naranjas y mandarinas son muy importantes si queremos llevar una dieta saludable, ya que ambas son muy ricas en vitamina C. Esta vitamina en concreto nos protege ante posibles infecciones, para empezar. Por otra parte, cuida nuestro sistema inmunológico, y a la vez ayuda en la producción de glóbulos rojos. Además, forma parte del proceso de producción de colágeno, dientes y huesos.

También debemos tener en cuenta que consumir de manera regular mandarinas y naranjas nos ayuda a depurar nuestro organismo. Por otra parte, estas dos frutas destruyen gran cantidad de grasa gracias a sus propiedades laxantes y diuréticas, así que nos ayudarán a reducir nuestro peso.

Otro de los múltiples beneficios que nos aporta consumir estos dos cítricos de manera habitual es una notable mejora de nuestra circulación sanguínea. 

¿A qué estás esperando? Ya sabemos todos los beneficios que consumir de manera habitual naranjas y mandarinas nos aporta. Y, para que las elijas bien, te hemos explicado dos trucos infalibles. No son trucos de la abuela, pero son totalmente ciertos. Así que, la próxima vez que compremos naranjas, ¿qué haremos? ¡Comprobar que su piel sea fina! ¿Y qué comprobaremos cuando vayamos a comprar mandarinas? ¡Que tengan una piel bien gruesa!

Categories